La verdad no debe sacrificarse a favor de la felicidad en el trabajo.

Desde Aristóteles se viene diciendo que la felicidad es lo más importante en la vida. La felicidad es aquello que los humanos buscan por su propio bien. El dinero, el honor, la salud, ellos sólo son medios para alcanzar la felicidad.

No obstante, Fredy Kofman lanza una interrogante: ¿Es más importante la felicidad que la verdad? ¿Prefiere vivir en una realidad triste o en una irrealidad feliz?

En su más reciente artículo en Linkedin, La felicidad no es lo más importante en el trabajo, el director del Conscious Business Center (CBC) explica que es común que en las compañías se presente una irrealidad feliz usando, por ejemplo, buenas críticas que califican a todo el mundo por encima del promedio o con nobles misiones que no significan nada.

Esas fabricaciones, apenas más creíbles que Santa Claus, siempre son justificadas por el argumento del efecto. Son buenas porque hacen a las personas felices, son buenas porque les dan a las personas energía, son buenas porque les dan esperanza a las personas. Eso es esclavitud, añade.

La alternativa es un argumento de la realidad. La verdad es buena, dice Kofman, porque guía nuestras acciones, porque permite manifestar quién en realidad somos en el mundo real, porque nos permite buscar un significado.

La verdad no necesita hacernos felices, darnos energía o esperanza de ser buenos. La verdad sólo debe ser lógica y empírica; debe encajar la racionalidad de nuestras mentes y la evidencia de nuestros sentidos, concluye.

¿Quién es Fredy Kofman?

Fred Kofman cuenta con un Ph.D. en Economía y es profesor de Leadership and Coaching en el CBC. Es miembro del claustro de Lean In y es autor de Conscious Business, How to Build Value Through Values, que también está en audio.

Vídeos de Fredy Kofman en New Media:

Contacto:
Fred Kofman
Conscious Business Center
cbc@ufm.edu



.