Integrantes de la primera promoción en el jardín interior del Edificio Académico.

Diecinueve profesionales de la medicina y la nutrición conformaron la primera cohorte que completó el programa académico de la Maestría en Diabetes y Sindrome Metabólico que ofrece la Escuela de Nutrición de la Universidad Francisco Marroquín.

El Amigo de la Marro tuvo la oportunidad de conversar con la nutricionista Alejandra Aquino Camey, quien labora en el área de atención pacientes con diabetes y sobrepeso, una de las integrantes de la cohorte.

Estas fueron sus reflexiones:

¿Por qué decidió tomar este programa?

Al finalizar mi licenciatura tomé la decisión de iniciar una búsqueda de posgrados que me permitieran no solo crecer como profesional sino poder también tener mejores oportunidades laborales. En esta búsqueda encontré el posgrado en diabetes y síndrome metabólico, el cual decidí iniciar por tres razones principales: por la trayectoria de la Universidad Francisco Marroquín, por el pensum de estudios -cada uno de los cursos descritos llamó mucho mi atención- y porque estaba relacionado con la diabetes.

¿Por qué le interesa profesionalmente el tema de la diabetes?

Vemos como en la actualidad las cifras de pacientes que padecen diabetes han aumentado año tras año, lo vemos como un padecimiento común en la práctica clínica. Esta ha sido una llamada de atención para mí, para buscar el mejor tratamiento a estos pacientes y procurar la prevención.

¿Cuál es su opinión sobre el programa que recién finalizó?

Decidí iniciar la aventura de este posgrado con muchas expectativas de aprender cosas y nuevas, el programa superó mis expectativas; aprendí muchísimo, la calidad de mis consultas ha incrementado, mejorando mis diágnosticos y tratamientos. al prestar atención a nuevas cuestiones importantes. A lo largo de estos dos años recibimos información muy actualizada, todo esto gracias al profesionalismo y la preparación de nuestros catedráticos, quienes siempre estuvieron abiertos a una comunicación directa.

Algo que me llevó de la maestria es aprender a darle la importancia necesaria al empoderamiento del paciente y a poder trabajar en forma integral con los colegas profesionales de la salud. Tomar el programa fue la mejor decisión que pude haber tomado, estoy muy contentapor los conocimiento adquiridos y porque al ponerlos en práctica aportaré mi granito de arena al tratamiento de esta enfermadad.

Los profesionales egresados podrán aplicar el método científico en investigación cualitativa y cuantitativa y podrán analizar adecuadamente la literatura científica, para mantenerse actualizados en este campo de la Medicina y la Nutrición. En el eje psico-social de manejo de esta enfermedad, los egresados serán líderes emprendedores e innovadores en el campo de la educación al paciente y comunidades y podrán establecer una comunicación efectiva con sus equipos de trabajo y sus pacientes.

Puedes encontrar el programa académico, horarios, costos, modalidad, perfil de ingresos y opciones de financiamiento en el siguiente enlace: goo.gl/G7tR5e. Además, de este programa la Escuela de Nutrición en conjunto con la Escuela de Posgrado también ofrecen el Diplomado en atención nutricional a la enfermedad renal crónica y la Maestría en Enfermedad Renal Crónica y Síndrome Metabólico.

Contacto:
Susana Molina
Escuela de Nutrición
susimol@ufm.edu

Guatemala, 25 de septiembre de 2019.