honny Orizabal, a la izquierda, acompañado por el rector, Giancarlo Ibárgüen S.

El estudiante Jhony Orizabal está por convertirse en el segundo miembro del Programa Impulso al Talento Académico, que se gradúa de la Facultad de Derecho de la Universidad Francisco Marroquín.

Es un gran orgullo egresar de la mejor Facultad de Derecho del país, sobre todo cuando en mis inicios no tenía claro si podría seguir la universidad. Además, el prestigio profesional que tiene un egresado de la UFM es impresionante, comentó el futuro abogado, que participará en el acto de graduación de mayo de 2011.

Orizabal inició a estudiar Derecho hace seis años. Escogió esta carrera porque siempre le ha gustado y porque sabe que puede ayudar al desarrollo del país. Yo que soy del interior de la República (Chimaltenango) me doy cuenta de la falta de buenos abogados que se preocupen por los intereses de las personas más necesitadas. Pienso que desde mi posición puedo ayudar a muchas personas que lo necesitan. Esto precisamente fue lo que desde un principio me motivó a estudiar esta carrera.

Desde que cursaba el bachillerato, Orizabal empezó a buscar oportunidades en distintas organizaciones, y cuando Industrias de la Riva le entregó el Galardón a la excelencia estudiantil se enteró de la existencia del Programa ITA. Desde ese momento supo que quería estudiar en la UFM, por lo que empezó a realizar los trámites necesarios para acceder al Programa con el apoyo de las autoridades de la Facultad de Derecho.

Estudiar la carrera de Derecho en esta Universidad cambió mi vida en muchos aspectos […] ahora me considero una persona más capaz, interesada en ejercer mi profesión con valores y sobre todo en beneficio de los demás. Pienso que he adquirido los conocimientos para hacerlo, pero más que eso, he adquirido las herramientas para seguir alcanzando mis sueños y buscando los míos puedo ayudar a otros a alcanzar los propios. En este sentido puedo decir que la beca otorgada por el programa ITA, no solo cambió mi vida, sino también la de mi familia y más aún, la de muchas personas que me rodean.

Mi recomendación para los jóvenes que buscan ingresar a este exitoso programa de becas es que den todo de sí para lograrlo ya que es una oportunidad única que definitivamente les va a cambiar la vida.

Orizabal ahora espera convertirse en un exitoso abogado y con el tiempo fundar su propio bufete, pero sobre todo ayudar a las personas que lo necesiten. Espero un futuro lleno de éxitos tanto en mi vida profesional como en mi vida privada, ya que creo tener las herramientas necesarias para conseguirlo.

Contacto:
Arturo Saravia
Decano de Derecho
asaravia@ufm.edu



.