La variedad de hongos encontrada compite con el colorido de los trajes de las vendedoras

Como parte de las actividades relacionadas con el Arboretum de la Universidad Francisco Marroquín, un grupo de directivos, profesores, estudiantes, administrativos y amigos de esta casa de estudios visitaron el mercado de San Juan Sacatepequez en busca de hongos de San Juan y de otros macromicetos comestibles.

La excursión también incluyó el paseo por un bosque privado cercano, en donde fueron encontrados distintos miembros del reino fungi, tales como hongos venenosos, hongos alucinógenos y hongos medicinales.

La visita se celebró el 24 de junio de 2007, con la guía de la madre Ivonne Sommerkamp, del Hogar Rafael Ayau, que además, es micóloga.  También participaron las madres Inés Ayau y María Amistoso, de aquel orfanato.  La madre Ivonne impartió una conferencia introductoria el jueves 21 de junio en la UFM. En ella explicó detalles sobre mundo misterioso de los hongos y sobre cómo conservarlo, así como particularidades sobre los que serían encontrados el sábado en San Juan.  También compartió recetas sobre cómo prepararlos e información sobre hongos medicinales.

En el mercado de aquella población, los visitantes encontraron los hongos de San Juan ( Amanita cesarea), charas azules y rojas, así como los codiciados pancitas, que son extraordinarias delicias.  El mercado de San Juan ofreció otras novedades a los visitantes, tales como las frutas conocidas como mamones.  Como era el día de la fiesta del santo patrono, hubo procesión, Baile del venado, convite y otras atracciones.

Entre los objetivos del 
Arboretum de la UFM se cuentan conservar y exhibir plantas y árboles vivos, tanto nativos como exóticos; conformar un refugio ecológico para las especies animales y vegetales del área que se encuentren en peligro; recuperar el ecosistema del campus de la Universidad; y contar con un inventario de la biodiversidad del área. 

El Arboretum UFM ofrece las lecciones perdurables para aquellos interesados en proteger el medio ambiente: 1. que son las personas en lo particular quienes deben preocuparse y responsabilizarse de su entorno, procesando la información específica de tiempo y lugar de sus localidades para descubrir nichos ecológicos; 2. que no existe incompatibilidad entre el crecimiento económico y la calidad del medio ambiente. y 3. que la efectiva protección del medio ambiente depende del establecimiento de instituciones que protejan los derechos individuales y que el reconocimiento de la propiedad privada constituye una condición esencial para mejorar la calidad del medio ambiente. 

Más fotos,
aquí.