El campus de la Universidad Francisco Marroquín alberga -entre otras- a 15 especies emblemáticas de árboles de bosque montano que se encuentran clasificadas en el Arboretum.

La casa de la libertad -como se le conoce a la UFM- cuenta con remanentes de bosque montano en su mayoría cubiero por encinos (Quercus spp.). Estos parches de bosque en la ciudad merecen atención y conservación ya que cumplen un papel muy importante en la protección de especies de flora y fauna amenazadas por la explosión demográfica en las partes montañosas de Guatemala entre las que se incluye la metrópolis en la meseta central.

Las quince especies presentes en el campus son las siguientes:

Guatemala tiene algunas de las mejores variedades de aguacate del mundo. Su fruto es comestible es uno de los más comunes en los mercados del país.
Es un árbol de rápido crecimiento, pero por lo general no tolera bien la falta de agua en el suelo ni la poca profundidad.

Vista de los frutos del árbol de palo jiote.

Es un árbol que comúnmente se usa como cerco vivo.  Su principal característica es la corteza rojiza que se descascara en láminas como papel.
Se trata de uno de los árboles que proporciona sombra a los cafetales, aunque en Guatemala no es la especie más común. La pulpa que rodea la semilla de su fruto es comestible.
Es un árbol pequeño, de follaje atractivo, lo cual lo hace que se codicie mucho como ornamento.
Se trata un árbol que podemos encontrar desde México hasta Panamá. En Guatemala es uno de los árboles mas comunes de los bosques montanos.
La corteza y las flores de este árbol son usadas como fuentes de taninos y se usan en curtiembres.  El árbol se usa también con fines ornamentales.
Las flores de este árbol despiden un olor a miel exquisito.  Sus flores blancas son diminutas y cuelgan en racimos. Los frutos son anaranjados y son usados para adornar las alfombras de Semana Santa y los altares.
se le conoce como pino y es un árbol de entre 30 a 40 metros de alto. La madera es usada con fines artesanales o en construcción.

Los encinos abundan en los alrededores del campus universitario.

La mayoría de encinos se utilizan para obtener leña y carbón.  Constituyen una de las principales fuentes de energía doméstica en Guatemala.  Los encinos son las especies dominantes del bosque del Arboretum.
Las flores de este árbol están dispuestas en racimos que parecen mazorcas, de ahí su nombre común.  Por sus hojas que siempre se mantienen verdes es usada como ornamental.
En Guatemala este árbol es abundante en el altiplano y sus ejemplares crecen asociados a los bosques de pino y encino.

13. Jocote (Spondias purpurea)

Es un árbol melífero.  Su fruto es comestible y se venden en el mercado en octubre y noviembre.

Flor del árbol de cajetillo en el campus de la UFM.

Es un árbol pequeño cuyas flores son atractivas y por eso puede ser aprovechado como ornamental.  Atrae abejas y podría tener cierto potencial melífero.
Es uno de los árboles maderables más importantes de Centroamérica.  Su madera fina ha sido utilizada durante siglos ya que es de muy buena calidad.

Los bosques montanos ocupan un área pequeña en el Neotrópico, sin embargo son muy importantes debido a que albergan una diversidad genética de plantas de uso forestal, ornamentales, medicinales y comestibles. Además se encuentran muchas especies endémicas, o sea particulares de una región. Estos bosques incluyen a vegetación leñosa distribuida en los dos trópicos a latitudes entre 22º N y 28º S entre altitudes de 800 a 2500 msnm en altitudes altas y de 1800 a 3200 msnm en latitudes cercanas al Ecuador. Estas áreas cuentan con una diversidad florística alta y son el límite norte o sur de muchas especies templadas tales como algunos de los géneros es que se enlistaron arriba.

En Guatemala los bosques montanos se distribuyen en los departamentos de Sololá, Chimaltenango, Sacatepéquez, Quiché, Guatemala y Alta Verapaz con algunas variantes en áreas secas de la Sierra de las Minas. El área total de bosques montanos en Guatemala es de alrededor de 20, 460 km2.

Contacto:
Carmenmaría Mejía
Arboretum
arboretum@ufm.edu

Guatemala, 30 de abril de 2020.