Jaqueline De León, Phillipe Margouyles y Alberto Garín en la sala de colecciones especiales de la Biblioteca Ludwig von Mises. (Foto por Angela Reyes)

Para participar en el estudio del Barroco, como parte del Diplomado en Historia del Arte del Renacimiento y el Barroco que coordina el Departamento de Educación de la Universidad Francisco Marroquín, visitó esta casa de estudios Phillipe Margouyles, conservador del Museo del Louvre.

En el Museo Popol Vuh, Malgouyres también ofreció una charla sobre la imagenería barroca guatemalteca. En ella abordó la importancia que tenían los artistas locales en el siglo XVII. También habló sobre la importancia de las exposiciones temporales montadas por los museos.

En una entrevista con la Revista D, Malgouyres explicó que una exposición, además del placer de poder observarla, debe contar una historia y, para eso, necesita tener criterio. Con respecto al Barroco, recordó que la palabra quiere decir excesivo, o el colmo del ridículo y debido a esa connotación negativa anotó que los hombres del siglo XVII no lo entendían así y no pensaban que su arte fuera barroco. El prefiere el término renacentista.

Una conversación de Malgouyres con el arquéologo Alberto Garín, del programa Exploraciones sobre la Historia, de la UFM, está disponible aquí.

El curso cuenta con ponentes de la talla de Malgouyres, conservador de Escultura y Objetos del Arte del museo del Louvre; José Miguel Muñoz, doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid; Enrique Castaño, doctor arquitecto por la Escuela de Arquitectura de Madrid; y Ana Luengo, doctora arquitecta, también de la Escuela de Madrid. El profesor Alberto Garín está a cargo del resto de charlas, en las que explora la sobre la arquitectura de los siglos XVII y XVIII en España, Francia e Italia, así como de una revisión general del urbanismo de esa época.

El curso abrió con el Barroco europeo, segmento en el cual algunos ponentes mostrarán lo vacío del término Barroco, mientras que otros lo defenderán. Se quiere llamar la atención sobre el concepto de estilo y su pertinencia o no para analizar las manifestaciones artísticas que se dieron en esa época. En el primer trimestre del Diplomado se pasó revista al Renacimiento, ahora es el turno del Barroco europeo y guatemalteco, así como de temas del proceso económico El objetivo es hablar de las manifestaciones artísticas, sobre todo, la arquitectura, escultura y pintura, pero también de la música y el paisaje que florecieron durante el siglo XVII y la primera mitad del XVIII.

El Barroco arrancó el 8 de julio y concluirá el 17 de septiembre con dos grupos de estudiantes, uno recibirá clases los lunes y otro los martes.

Contacto:
Siang de Seidner
Directora del Departamento de Educación
educación@ufm.edu



.