Vista del jardí principal de la universidad que lleva el nombre del precursor y fundador de la casa de la libertad, Manuel F. Ayau. Foto por Harry Díaz.

Desde Atlas Libertas hasta los parqueos escolásticos pasando por la plaza Adam Smith, los ambientes de la Universidad Francisco Marroquín celebran las ideas y recuerdan los nombres de aquellos que han defendido la libertad individual y la dignidad humana. Hoy, esta casa de la libertad, cumple 46 años de fundación y de tomar en serio las ideas, porque las ideas tienen consecuencias.

Amantes de la libertad individual de todas latitudes consideran a la UFM como un oasis, y con emoción admiran la Biblioteca Ludwig von Mises, el Auditorium Friedrich A. Hayek y el Auditorium Milton Friedman, nombres de profundo valor intelectual en un campus en que el predomina un ambiente de paz y tranquilidad en medio de la naturaleza original del valle de Guatemala.

El puente que conecta el Edificio Académico con el de la Escuela de Negocios lleva el nombre Grocio-Pufendorf, en honor a dos de los grandes juristas del siglo XVII.  Hugo Grocio y Samuel Pufendorf,  fueron los puentes intelectuales entre las ideas de los escolásticos de Salamanca -como Juan de Mariana, Luis de Molina y Diego de Covarrubias- y las de la ilustración escocesa por medio de Adam Smith, cuya plaza está junto al edificio de la Escuela de Negocios. De modo que en el campus hay un puente físico que celebra aquella conexión intelectual.  

Junto al Auditorium Milton Friedman está la terraza Rose Friedman y en el lobby del auditorio se encuentra un mural con los integrantes de la Escuela de Chicago.  En esa misma área está el salón Capitaf, que recuerda a la casa de verano de los Friedman y a su libro Capitalism and Freedom.

Otros lugares emblemáticos llevan los nombres de fundadores y fiduciarios de la universidad como el vestíbulo Ulyses R. Dent, el pórtico Luis Canella y el jardín principal, que lleva el nombre de Manuel F. Ayau.

Atlas Libertas, obra de Walter Peter Brener, celebra el espíritu creador y emprendedor de los seres humanos, así como los 50 años de publicación de la novela La rebelión de Atlas.

En el centro cultural de la UFM, se halla la Plaza de la libertad con un monumento a la libertad, obra de Arturo de la Riva; y frente a aquel espacio se halla la escultura Relaciones infinitas, que alude a la complejidad del orden social y del mercado, así como a las relaciones infinitas e insospechadas que se dan en ambos ordenes.

Aulas con nombres como Federico Bastiat, Pierre Goodrich y Rafael Termes celebran a pensadores que han contribuido grandemente a la enseñanza y difusión de los valores y virtudes que son tomados en serio en la UFM.  En el campus, los bustos de Manuel F. Ayau, Friedrich A. Hayek, Joseph Keckeissen y Ludwig von Mises, nos recuerdan a aquellos grandes del pensamiento liberal clásico. 

El pasaje de la Evolución une, bajo un cerro, los estacionamientos escolásticos con el paseo de las estelas y el pasaje Catón el joven, que une el estacionamiento norte, con el jardín Manuel F. Ayau, recuerda a aquel virtuoso estadista de los últimos días de la república romana.  

El salón del Consejo directivo de la UFM lleva los nombres de Lord Acton y Alxis de Tocqueville cuyas ideas sobre la limitación del poder son claves.

Junto a la Facultad de Ciencias Económicas se halla una genealogía de la Escuela Austríaca y de otras escuelas de la libertad y en ella se hallan personajes que han recibido premios nobel en economía y doctorados honoris causa de la UFM, tal es el caso de Vernon L. Smith y James M. Buchanan; para mencionar dos.  En el mural, que comienza con Richard Cantillon y termina con Israel Kirzner se hallan Friedman y Hayek, así como Eugene von Böhm-Bawerk y Carl Menger, entre muchos otros. En el séptimo piso del Edificio académico se encuentra el salón Carl Menger, padre de la Escuela Austríaca, adornado con un vitral de Arturo de la Riva.

La misión de la Universidad Francisco Marroquín es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

Que pase adelante quien ame la verdad, la libertad y la justicia.

Contacto:
Gabriel Calzada
Rector
rectoria@ufm.edu

Guatemala, 12 de agosto de 2017