De izquierda a derecha, Jonatan Lemus, Carolina Santos, Santiago Fernández y Elena Merino; al fondo, la presa de la Hidroeléctrica Chixoy.

Un equipo del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco Marroquín realizó  una visita a las instalaciones de la Hidroeléctrica Chixoy en Alta Verapaz. Esta actividad forma parte del programa de viajes de estudio de aquella unidad académica.

Este programa del EPRI tienen como objetivo visitar junto con estudiantes de la universidad diferentes zonas del país para profundizar sobre distintas problemáticas. En esta oportunidad, el tema del viaje fue la gestión de los recursos naturales y la conflictividad que esta genera, específicamente en el caso del agua. Sobre este mismo tema, se realiza labor de investigación en el Centro para el Análisis de las Decisiones Públicas (CADEP) y por el grupo de estudio Ideas e Instituciones.

La visita fue posible como parte de La ruta de la energía, un programa de visitas guiadas del Instituto Nacional de Electrificación (INDE) para dar a conocer el proceso de generación, transformación y traslado de la energía que se produce en esa planta. En Guatemala, existen nueve plantas hidroeléctricas en funcionamiento, siendo Chixoy la más grande y la que tiene mayor capacidad de generación de energía eléctrica.

Una de las participantes del viaje de estudio durante un simulacro de operación en la sala de máquinas del complejo hidroeléctrico.

El equipo del EPRI visitó sus dos centros de operaciones; por la mañana, recorrieron la planta hidroeléctrica, situada en Quixal, departamento de Alta Verapaz. Allí fueron guiados por el personal de la planta a través de las salas de turbinas y la sala de máquinas para conocer el funcionamiento de la planta y su potencia. La Hidroeléctrica Chixoy produce aproximadamente el 20% de la energía de todo el país. El porcentaje que su producción representaba para el país era más del doble en el momento de su construcción; pero, gracias al desarrollo de otras fuentes de energía y la competencia, la dependencia energética de esta planta es cada vez menor.

Equipo del EPRI durante el recorrido en uno de los túneles de la Hidroeléctrica Chixoy.

Por la tarde, la visita continuó en la presa, situada a 26 kilómetros de la planta, en un punto en el que convergen los departamentos de Baja Verapaz, Alta Verapaz y Quiché. La obra de ingeniería impresiona por una particularidad: la presa fue construida con roca y arcilla obtenida del mismo lugar de la construcción y sus alrededores, por lo que se confunde con la ladera de una montaña. Durante la visita, el equipo de EPRI conoció a Jesús, un técnico que participó en la construcción de la presa en 1976 y que aún trabaja en sus instalaciones. Jesús compartió anécdotas de la construcción demostrando ser un auténtico apasionado del proyecto al que vio nacer y al que ha dedicado la mayor parte de su vida. Todo un ejemplo de historia viviente.

El Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales fue fundado en 1983. Desde entonces, estamos comprometidos con la excelencia académica en las carreras de Ciencia Política y Relaciones Internacionales. Los programas multidisciplinarios, la calidad de los profesores y el aprendizaje activo caracterizan al EPRI.

Contacto:
Santiago Fernández
Director
sfo@ufm.edu

Guatemala, 21 de marzo de 2019.