Vista de uno de los anteproyectos ganadores de estudiantes de Arquitectura de la UFM.

Estudiantes de la Facultad de Arquitectura ganaron el primer y segundo lugar del concurso Palacio Municipal de Villa Nueva, el cual consistió en un anteproyecto de diseño arquitectónico que planea ubicarse en la zona 4 del Municipio de Villa Nueva. Ambos grupos pertenecen a la clase del profesor David Garda.

El primer lugar fue para María Beltranena, Diether Spross y Andrea Palomo, quienes obtuvieron US$ 10 mil como premio. Ellos tomaron su inspiración de la herencia maya del dios Q’uq’umatz (Serpiente quetzal). Según el Popol Vuh, es el dios creador de la humanidad. La forma del proyecto recrea a una serpiente ya que el edificio se adapta al terreno como lo hace la serpiente al bajar los escalones de los templos.

Para poder resaltar la jerarquía, el diseño se ubicó en la parte más alta del terreno tal y como se hacía en las ciudades ceremoniales mayas. La secuencia generada por los volúmenes crea un juego de espacios variados, siendo principal el Patio Central (plaza cívica), parcialmente cubierta. El frente hacia el redondel genera la Plaza de Banderas y el patio a lado de la guardería es dedicado a actividades lúdicas y juegos al aire libre. Además se diseñó un anfiteatro, un verdadero punto de encuentro entre la urbe y la municipalidad, un espacio de entretenimiento, de intercambio social y cultural.

El programa se desarrolla en dos sótanos y cuatro pisos con estructura de marcos rígidos de concreto. El edificio está diseñado para ahorrar energía y minimizar la huella de carbono. Factores que destacan: uso profuso de luz natural pero controlando la radiación solar incidente, ventilación cruzada en todas las plantas. Las fachadas se rotaron en planta para aprovechar la mayor cantidad de luz norte. Más del 30 por ciento del terreno quedó permeable, devolviendo a la capa friática las aguas de lluvia. Las jardineras y los intersticios favorecen la recuperación del agua pluvial.

El segundo lugar fue para Odra Girón, Aziel Lemus y María Fernanda Rodríguez. Su conjunto fue diseñado con el propósito de generar un espacio urbano al servicio de la comunidad de Villa Nueva. Sus formas e integración de plaza, jardines, patios, plataformas y anfiteatro al aire libre generan un tejido accesible de interacción social.

El proyecto del Palacio Municipal de Villanueva surge en un sitio privilegiado por fácil accesibilidad peatonal y vehicular, es visible desde lejos y su amplitud permite lograr espacios colectivos, áreas verdes, vías ciclísticas y cómodos ingresos para autos y transporte colectivo.

Es un conjunto que da la bienvenida a brazos abiertos (utiliza la semiótica de la curva), transmite una positiva imagen pujante y dinámica manteniendo la sobriedad y permanencia propias de su uso cívico. La plazuela situada al norte, frente a la redonda, propone una amplia pantalla para la comunicación, un verdadero vocero visual. El palacio es abierto a la fruición colectiva y sus espacios y accesos facilitan las operaciones municipales que los ciudadanos necesiten. A la vez, fue concebido pensando en aspectos de seguridad y facilidad de mantenimiento ya que el conjunto puede cerrar batientes y sus ventanales son protegidos por parteluces.

El programa se desarrolla en un sótano y cuatro pisos con estructura de concreto de marcos rígidos. Se destaca la visibilidad de las oficinas, que es uno de los criterios tomados en cuenta para realzar el carácter de servicio a la comunidad que el palacio debe evidenciar en todo momento.

Desde el principio del semestre supe que tenía un singular grupo de estudiantes apasionados. Los resultados fueron tangibles desde un principio, pues logramos cumplir con el programa de avance establecido, mejorando cada vez los proyectos y haciendo tesoro de las críticas de los colegas que fuimos invitando, principalmente el arquitecto Víctor Cohen. Los dos grupos lograron proyectos de mucha ambición arquitectónica, como profesor estoy más que satisfecho de lo logrado, un primero y segundo lugar en un concurso nacional en el cual participaron todas las universidades del país y muchos profesionales destacados, comentó el arquitecto Garda.

Más fotos aquí.

Contacto:
Roberto Quevedo
Decano de Arquitectura
rquevedo@ufm.edu



.