La exhibición de libros prohibidos se halla en el vestíbulo de la biblioteca de la Universidad Francisco Marroquín.

Por su contenido sexual, porque usa lenguaje obsceno y violento, por ser procomunista, porque discrimina. Éstas son algunas razones por las que muchas novelas, entre ellas grandes clásicos de la literatura, han sido amordazadas y sus letras prohibidas para los ojos de los lectores.

Y ese es el tema de la nueva exhibición de la Biblioteca Ludwig von Mises, la cual tiene el propósito de celebrar la libertad de leer, pensar y opinar. Con el título de Libros prohibidos, los lectores podrán sorprenderse al saber que algunas obras que considera inofensivas han sido prohibidas en más de una ocasión.

Por ejemplo, To Kill a Mockingbird fue prohibida por considerar que institucionalizaba el racismo, The Lord of the Rings por ser catalogada de satánica, Frankenstein por indecente, objetable y obscena y El Decameron por su contenido sexual.

Prohibir un libro o censurarlo es juzgarlo, no bajo un criterio estético o formal, sino de un prejuicio. Que un libro hable de sexo, de drogas, de religión no lo hace bueno o malo en sí mismo. Es un autor planteando una idea. No solo no tenemos ningún derecho de evitar que las personas tengan acceso a esas ideas. Por eso hacemos la exhibición, para fomentar el respecto por esa libertad, comentó Adelaida Loukota, de relaciones públicas de la Biblioteca.

La Biblioteca basa la exhibición en un listado que la American Library Association publica sobre aquellos libros que han sido retirados de bibliotecas y escuelas en Estados Unidos de América a petición de padres de familia y diversas asociaciones.

La exhibición termina el 22 de septiembre próximo.

Contacto:
Adelaida Loukota
Biblioteca Ludwig von Mises
aeloukota@ufm.edu



.