El reporte se halla en http://fce.ufm.edu/gem/.

La Facultad de Ciencias Económicas y el Centro de Emprendimiento Kirzner presentaron el estudio Emprendimiento y la mujer, elaborado a partir de la información recopilada por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

David Casasola, miembro de GEM Guatemala, destacó la importancia de utilizar un instrumento como el GEM para perfilar a la emprendedora guatemalteca (ama de casa con hijos que tiene un pequeño negocio), ya que generalmente su aporte económico es poco visible cuando se le trata de perfilar con instrumentos tradicionales, como las encuestas de empleo, que tienden a clasificarla dentro de la población económicamente inactiva.

A pesar de las grandes brechas educativas, económicas y sociales entre mujeres y hombres en Guatemala, el estudio demuestra que el porcentaje de mujeres iniciando un negocio (19.2%) es sumamente parecido al de hombres (19.4%), una excepción al comportamiento observado en otros países que participan en el estudio, en donde hay una mayor diferencia a favor de los hombres. Así informó el matutino Siglo Veintiuno en su nota Estudio muestra equilibrio.

Hugo Maul, líder del equipo GEM Guatemala, explicó que el elevado nivel de emprendimiento de las mujeres guatemaltecas se debe a la falta de oportunidades laborales. Muchas guatemaltecas se ven obligadas a emprender negocios ante la falta de empleo y a la rigides de la regulación laboral que les impide compatibilizar los horarios de trabajo con el cuidado de los niños y la atención del hogar. Además, dos de cada diez personas en Guatemala son emprendedores en potencia con miras a poner su propio negocio, según publicó Prensa Libre.

Cuando se describen los negocios que desarrollan las mujeres emprendedoras, se encuentran características en común con los negocios de los hombres, ya que ambos tienen una escala pequeña y son poco innovadores. Tanto hombres como mujeres tienen negocios que en su mayoría fueron iniciados con una inversión de Q7,500. Más del 60% de los mismos se dedica a actividades relacionadas con el consumo y en promedio generan 1.6 puestos de trabajo.

También es importante resaltar que en negocios desarrollados por emprendedores de ambos géneros se encuentran ejemplos innovadores con acceso a grandes mercados con fuerte impacto en temas de crecimiento.

Si bien el impacto económico de los negocios de los emprendedores a nivel macro puede catalogarse como pequeño, la existencia de los mismos les permite a muchas familias guatemaltecas generar ingresos para cubrir sus necesidades.

Mónica de Zelaya, directora del Centro de Emprendimiento Kirzner, destacó que a nivel microeconómico los ingresos que generan emprendimientos impulsados por mujeres tienen un impacto directo sobre la educación de sus hijos y la calidad de vida en su hogar. Por esta y muchas otras razones debe valorarse el aporte económico detrás de los emprendimientos liderados por mujeres.

Para descargar el reporte Emprendimiento y la Mujer visite la sección Entrepreneurship.

Contacto:
Fritz Thomas
Decano de la FCE
fthomas@ufm.edu



.