Miembros de Mantenimiento siempre en acción.
Foto por Angela Reyes.

El equipo de mantenimiento hace que los edificios de la Universidad Francisco Marroquín luzcan impecables y garantiza que el ambiente en el campus sea propicio para aprender, intercambiar conocimientos, estudiar, leer y reflexionar.

Gracias a ellos los estudiantes, profesores y el equipo administrativo de la Universidad Francisco Marroquín encuentran a diario un campus pulcro, con salones ordenados a la espera del próximo grupo de alumnos, baños limpios e higienizados y corredores despejados.

Los hombres y mujeres que a diario se encargan de mantener a La casa de la libertad en buenas condiciones forman parte del Departamento de Mantenimiento. Su trabajo es uno constante y que muchas veces no respeta horarios.

Por ejemplo, hace unos días, en la madrugada, se derrumbó un aguacatal por la Biblioteca Ludwig von Mises. Para las 6:00 a.m. Mantenimiento ya había logrado habilitar el paso y el día transcurrió sin mayores sobresaltos. Por otra parte, la nueva torre de parqueos siempre está presentable porque todos los lunes, desde tempranas horas, antes que lleguen los primeros estudiantes, un equipo de Mantenimiento entra a limpiar todo el polvo y tierra que se acumula allí.

Mantenimiento se encarga de la limpieza general de la UFM, de las reparaciones y de hacer el montaje en las distintas conferencias actividades que se llevan a cabo. Actualmente está integrado por 52 personas que se dividen en grupos que trabajan de las 7:00 a.m. a las 11 p.m. Por la mañana hay 42 trabajadores y en las noches 9.

En épocas de lluvia como éstas, su trabajo se hace más importante pues deben velar por que los tragantes y rejillas estén limpios para evitar inundaciones y chequear los taludes en caso de potenciales derrumbes.

La contribución de Mantenimiento al buen funcionamiento de la UFM muchas veces puede pasar desapercibido por quienes a diario transitan en ella. Seguramente porque hacen tan bien su trabajo que la comunidad de la Marroquín ya está acostumbrada a tener un campus en óptimas condiciones. Sin embargo, nunca falta el visitante extranjero que lanza un elogio sobre la limpieza y orden que aquí se vive.

La mayoría de personas de Mantenimiento llevan varios años en la UFM. Conocen muy bien sus funciones y entienden el sentido de urgencia del trabajo que desempeñan. Además, son personas que hacen su trabajo con gusto. Unos cuantos días sin ellos, y la universidad colapsaría.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Luz María Barrientos
Administración
lmbg@ufm.edu



.