Daniel Haering, en el podio; y en la mesa María Luisa de Padilla y Rosmarie Maldonado.

María Antonieta, esposa de Luis XVI y reina de Francia, fue el personaje que este año se sometió al juicio histórico que realizó la Facultad de Derecho en el marco de la Semana Jurídica.

Ejecutada por el gobierno revolucionario el 16 de octubre de octubre de 1793, la Delfina de Francia es recordada por la historia como una reina frívola que desatendió sus deberes frente al trono. Se dedicó, en cambio, a los placeres de la moda y el buen vivir, precipitando la llegada de la Revolución francesa.

No obstante, también se reconoce que fue una mujer que le tocó asumir el cargo político más importante de la época a una prematura edad, cuando apenas era una adolescente, derivado del matrimonio con el Delfín Luis Augusto, arreglado por su madre, María Teresa I, emperatriz de Austria.

María Antonieta fue conocida por sus detractores como la bruja de Austria, y por sus defensores como la reina mártir.

El juicio de la Semana Jurídica se llevó a cabo bajo una óptica ética de la historia. La acusación estuvo a cargo de Daniel Haering, director del Centro de Investigación Internacional IBN Khaldún y la defensa fue formulada por la abogada Rosemarie Maldonado.

Haering acusó a María Antonieta de tres delitos: malgasto y malversaciones del erario público, hecho que le mereció el sobrenombre de Madame Deficit, omisión de deberes frente al trono y clientelismo y tráfico de influencias, pues el poder que tenía sobre el rey lo ejerció en provecho de sus allegados; puso y depuso ministros y protegió a sus amigos.

Por su parte, la defensa argumentó que María Antonieta fue víctima de las coronas austriaca y francesa y que ella no tuvo decisión sobre los hechos de su vida. Una vez en Versalles, ella no impuso ningún lujo, éstos ya existían. Al no poder producir un heredero al trono por una deficiencia anatómica de su esposo, la Delfina fue objeto de severas burlas. Además, sostuvo la defensa, se pasa por alto que la acusada llevó a cabo muchos actos de caridad y una vez tuvo a su primera hija se apartó de su vida desenfrenada.

Luego de la exposición de la defensa y la acusación, el jurado, integrado por el público presente, encontró a María Antonieta de Austria culpable ante la historia.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Milton Estuardo Argueta
Decano de Derecho
margueta@ufm.edu



.