Marisol Zúñiga, de la Biblioteca von Mises, durante el curso sobre conservación de papel.

Marisol Zúñiga, coordinadora de colecciones en la Biblioteca Ludwig von Mises, participó en el Curso internacional de conservación de papel organizado anualmente por The International Centre for the Study of the Preservation and Restauration of Cultural Property y celebrado en The National Research Institute for Cultural Properties en Tokio, Japón del 26 de agosto al 13 de septiembre del 2013.

El curso fue práctico y en él se aprendieron diferentes técnicas japonesas de restauración de documentos, prácticas para hacer cortes precisos con diferentes tipos de cuchillas, preparación de engrudos para adhesivos, costuras para folletos, manipulación y almacenamiento de hanging scrolls japoneses y prácticas de elaboración de tinta japonesa y escritura.

Los participantes realizaron visitas de estudio a Kyoto, Mino y Nagoya, en las que conocieron tiendas de conservación con explicaciones sobre las herramientas japonesas; tipos de brochas y sus usos, diferentes fibras del papel japonés y pigmentos para consolidar pinturas. Visitaron un taller de elaboración de cuchillas para restauración.

Lo más interesante fue la visita a los estudios donde hacen el papel japonés ubicadas en Mino. Conocimos la plantación del Kozo, que es una fibra con la que se realiza el papel japonés. Prácticamos desde la limpieza de las fibras, hasta obtener una hoja o pliego de papel japonés, explicó Marisol.

Es muy interesante observar a los artesanos y verlos trabajar en tiempo real, tanto para la elaboración de cuchillas cómo para la elaboración de papel y saber que llevan muchos años realizando ésta tarea, “gran parte de su vida” y ver las dimensiones en las que trabajan, que ¡no es nada fácil! Se necesita mucha práctica para obtener buenos resultados. Gran parte del curso le dedicamos a la restauración de un documento japonés, aplicando injertos, refuerzos y laminaciones para su conservación, experimentando con diferentes texturas de engrudo y practicando el procedimiento de secado en tablas de madera en posición vertical, para finalmente convertir el documento en un rollo, almacenado en una caja de conservación, añadió.

Marisol Zúñiga compartió con conservadores de Mexico, Canadá, Suiza, Estados Unidos, Bolivia, Alemania, Australia, Londres y Malasia. Tuve el privilegio de ser la primera Centroamericana que asiste a este curso. Fue muy interesante compartir experiencias y las técnicas de trabajo de cada país, dijo.

El curso fue muy intenso y me encantó la experiencia. Es muy interesante observar la precisión y dedicación con la que trabajan los restauradores japoneses, conocer cómo están aplicando la tecnología para la restauración y ser parte de sus tradiciones. Pude observar cómo los restauradores trabajan en los laboratorios dejando sus zapatos fuera del lugar de trabajo, sentados al nivel del suelo, apoyados sobre una almohada. Lo mismo aplicaba cuando visitabamos las tiendas de venta de productos de conservación, concluyó Marisol Zúñiga.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Marisol Zúñiga
Coordinadora de colecciones, Biblioteca von Mises
mlau@ufm.edu



.