La Plaza Adam Smith se halla en el campus de la UFM.
Fotos por Angela Reyes.

La Plaza Adam Smith se encuentra abrazada por la naturaleza en un lugar pequeño y silencioso en el campus de la UFM. Ésta se halla detrás del Edificio de la Escuela de Negocios y quien camina por ella encuentra un lugar de paz.

La plaza le debe su nombre a un gran expositor de la ciencia económica. Autor de La riqueza de las naciones Adam Smith, Profesor de Filosofía Moral en la Universidad de Glasgow, presenta en su célebre obra una defensa sistemática del mercado libre, desembarazando al comercio del popular mercantilismo de su época. Para la Ilustración Escocesa, allá en el siglo XVIII, Smith no es sino uno de sus más destacados representantes.

Decorando la Plaza Adam Smith están varias placas de vidrio que recuerdan algunas de sus más célebres frases, entre ellas:

La preocupación por nuestra propia felicidad nos recomienda de la virtud de la prudencia; la preocupación por la de los demás, las virtudes de la justicia y la beneficencia, que en un caso nos impide que perjudiquemos y en el otro nos impulsa a promover dicha felicidad, de La teoría de los sentimientos morales.
Esta división del trabajo, de la que se derivan tantos beneficios, no es el efecto de ninguna sabiduría humana que prevea y procure la riqueza general que dicha división ocasiona. Es la consecuencia necesaria, aunque muy lenta y gradual, de una cierta propensión de la naturaleza humana, que persigue tan vastos beneficios; es la propensión a trocar, permutar y cambiar una cosa por otra, de La riqueza de las naciones.
La sociedad y la comunicación, por ende, son los remedios más poderosos para restaurar la paz de la mente, si en algún momento desgraciadamente la ha perdido; también constituyen la mejor salvaguardia de este carácter uniforme y feliz tan necesario para la propia satisfacción y disfrute, de La teoría de los sentimientos morales.

Si alguien estaba en deuda con Smith es la Universidad Francisco Marroquín, casa de estudios que está cerca de cumplir 41 años de franca defensa a la libertad y la economía de mercado, la cual nadie puede negar que capitaliza, en gran medida, las contribuciones del pensador escocés.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Giancarlo Ibárgüen S.
Rector
rectoria@ufm.edu



.