El doctor Wenceslao Giménez-Bonet mientras entregaba diplomas en el acto de graduación de la UFM.

Wenceslao Giménez-Bonet, que durante casi 4 años dirigió la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Francisco Marroquín dejará esa decanatura para volver a su natal Argentina.  Lo sustituirá en el cargo Fritz Thomas.

“La decisión de regresar a Argentina fue difícil. Sin embargo, siempre supe que todo proyecto que se encara tiene un capítulo de inicio y un capítulo final. Aún así, con la decisión surgió la tristeza de dejar este maravilloso país, que vio nacer a mis hijos, pero también la tristeza de dejar la dirección de una unidad académica ejemplar, con un equipo de gente y profesionales de primera línea. Cuando uno toma esta decisión es porque esta tristeza se ve recompensada por muchas alegrías. Regreso a casa con la idea de algo más que misión cumplida”, dijo el doctor Giménez-Bonet.

Además de ejercer la decanatura, el doctor Giménez-Bonet dio clases de Economía I y II, en la FCE; y de Dinero y Banca en la maestría en Economía Empresarial.  Además tuvo una columna radial de comentarios económicos titulada La tontera económica de la semana.  En ella comentaba los disparates económicos que hacían noticia.

Es doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Navarra y Licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires.

“Cuando me hice cargo de la decanatura, lo hice por un período de dos años. Y serán casi 4 años en los que al frente de esta facultad se han encarado un montón de proyectos y cambios, que fueron más allá de las metas originalmente definidas. Entre los proyectos encarados se abrió y formalizó el programa doctoral en Economía, del cual ya se graduaron Julio Cole (primer Doctor en Economía de Guatemala, por una universidad guatemalteca) y Fritz Thomas, el nuevo decano”, relató.

“Hoy son candidatos al doctorado, Mónica Rio Nevado de Zelaya y Jacobus van Seumeren, los cuales entre el presente año y el 2007 estarán defendiendo su tesis doctoral.

Durante su decanatura se desarrollaron dos programas de maestrías, la Maestría en Economía Empresarial y la Maestría en International Political Economy, que reflejan el liderazgo de la UFM en la región en temas que van más allá del típico MBA. En el caso de la primera maestría, la alianza con Boston University fue estratégica para dotar al programa de una experiencia presencial en el contexto de una plataforma virtual. En el caso de la segunda maestría, el programa Encuentro con los Protagonistas (o Key Players Program) reflejó la importante red de contactos que esta universidad tiene con líderes mundiales que han sido parte del escenario internacional”, explicó el decano saliente.

“Quizás, lo más desafiante en términos de funcionalidad, fueron la fusión que se vivió entre la facultad y la Escuela de Contaduría Pública y Auditoria, y la reforma de pensa  para las carreras de grado, que comenzó en enero del año 2005. Fue un desafío importante porque la fusión implicaba repensar el perfil del auditor, que se plasmara esto en el nuevo pensum, y, a su vez, que el nuevo pensum  rescatara la fortaleza de cada área en cada una de las carreras que imparte la facultad. El desafío se cumplió a cabalidad, y estamos orgullosos de ello”, indicó el decano saliente.

“Estas medidas fueron acompañadas por la reestructuración de la facultad en 3 departamentos y el aumento de los profesores de tiempo completo, ambas piezas estratégicas en la reforma de pensum. En la reestructuración, quedaron definidos los departamentos de economía, administración de empresas y contaduría pública y auditoria, con el fin que cada uno velara por la calidad académica de las materias de su competencia independientemente de la carrera que estudien los alumnos; en cuanto a los profesores de tiempo completo, marca un esfuerzo que realiza la facultad para un mejor aprovechamiento de profesionales exitosos en su medio que quisieran volcar su éxito en la docencia”, explicó.

En su período fue rediseñado el proceso de admisión a las carreras de grado, con el fin de reclutar a los mejores estudiantes de los distintos colegios, en consonancia con un pensum  más fuerte y exigente.

“En la facultad estamos orgullosos de las actividades extra académicas que fueron implementándose en este período, como por ejemplo, el Seminario de Grandes Libros Clásicos dirigido para profesores de esta facultad y moderado por el Doctor Moris Polanco, los cine-foros, y nuestra participación activa en el Centro de Etica David Hume”, indicó Giménez-Bonet.

“También cabe mencionar la labor de SIFE-UFM (con una importante colaboración de alumnos de la FCE), la ley del Monte (cada día mejor) y el programa ITA, que lleva ya más de 10 años de vigencia”, añadió.

“El nivel de nuestros graduados, por sus éxitos dentro y fuera de Guatemala, habla claramente de la forma de trabajo en esta facultad, y desde mucho antes que llegara a esta posición; espero haber contribuido a fortalecer esta tendencia, que es la prueba más importante en la gestión de un decano”, concluyó.

El nuevo decano de la Facultad de Ciencias Económicas será el doctor Fritz Thomas, que ya había ejercido ese cargo entre 1988 y 1996. Thomas tiene amplia trayectoria profesional como consultor en economía y finanzas, fue gerente general de la Bolsa de Valores Nacional y director ejecutivo de Westrust Bank. Fue co-fundador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales  (CIEN). Tiene un Ph.D. en Economía de la Universidad Francisco Marroquín y más de veinte años de experiencia como catedrático.

“La elección de carrera y universidad es una de las decisiones mas importantes en la vida de una persona. Es donde se forman los primeros años de la adultez y se aprovisiona la  experiencia, conocimientos y herramientas en ruta a la independencia y camino de vida. Me siento honrado por la oportunidad de contribuir a impulsar la misión de la Universidad Francisco Marroquín y de la Facultad de Ciencias Económicas, y entusiasmado por trabajar nuevamente en provocar la reunión de excelentes profesores con estudiantes exigentes”, indicó Thomas.