“Primero tuvimos miedo y después, como trabajamos en equipo, tuvimos más confianza” fue el comentario de una de las 23 estudiantes de Nutrición que participaron en un taller de cuerdas del Centro de Excelencia de la Universidad Francisco Marroquín.

El taller, facilitado por Karina Bonilla, fue dirigido especialmente para estudiantes de la Escuela de Nutrición de esta casa de estudios.

Otros cometarios fueron que:

  • Es muy bueno ya que permite la participación de todo el grupo y permite unirnos más.
  • Fue muy bueno, porque aunque se tomó como juego, creo que es aplicable a la vida.
  • Pudimos ver nuestras fortalezas y debilidades como grupo.
  • Aprendí a ser tolerante, y hacer una mejor actividad en grupo.
  • Aprendí perseverancia, paciencia, apoyo, trabajo en equipo.

El Centro de Excelencia es un proyecto educativo orientado a los estudiantes de la UFM y a personas externas para contribuir a su educación integral, al desarrollarles habilidades de trabajo en equipo y liderazgo, explicó Carla de Hess, directora del Centro.

Las instalaciones del Centro de Excelencia se encuentran en una loma detrás de la Biblioteca Ludwig von Mises y forman parte del Arboretum de la UFM. Más de 3,000 personas han recibido talleres que incluyen dinámicas de cuerdas en la Universidad, incluyendo estudiantes, personal docente y administrativo de esta casa de estudios; así como estudiantes de otras instituciones y colaboradores de empresas.