Relieve en bronce que representa al quetzal y a la libertad,  por Guillermo Grajeda Mena.

La obra del pintor y escultor Guillermo Grajeda Mena le fue donada a la Universidad Francisco Marroquín por la familia de aquel destacado artista guatemalteco del siglo XX.

La diferencia que existe entre un artista que sólo puede copiar la naturaleza y otro que la interpreta y transforma, reside en que este último tiene tres ojos y el otro únicamente dos, escribió Mena (como solía firmar sus obras); frase citada en un reportaje publicado por la Revista D el 31 de mayo de 2015.

Su obra más conocida es el bajo relieve La conquista, que se halla en la fachada occidental del edificio de la Muncipalidad de la Ciudad de Guatemala; pero fue autor de 23 murales con motivos mayas, que se hallan en el museo de La democracia, Escuintla.  Grajeda Mena fue escultor, dibujante, caricaturista, grabador, muralista, historiador y profesor universitario.

Su nieto, Gustavo Grajeda Taracena cuenta, en el reportaje citado, que su abuelo solía dibujarlo mientras le contaba historias infantiles.  Él y su familia guardaron mucha de su obra, la cual fue donada a la UFM.  Ricardo Castillo A., secretario general de la Universidad Francisco Marroquín, informó que la obra está en proceso de limpieza y catalogación; y que una vez esté protegida, el conjunto será exhibido.

Guillermo Grajeda Mena nació el 1 de octubre de 1918 en la ciudad de Guatemala y desde edad temprana mostró sus dotes para el dibujo y la caricatura.  Estudió en la Escuela Nacional de Artes Plásticas y fue discípulo de Rafael Yela Günther y de Julio Urruela Vásquez con quien colaboró en los vitrales del Palacio Nacional.  Fue profesor de la Universidad de San Carlos de Guatemala, estudió en la Escuela de Artes Aplicadas, en Chile, dirigió el Museo Nacional de Arqueología y Etnología, así como el de Historia y Bellas Artes.  Fue académico numerario de la Sociedad de Geografía e Historia.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Ana Lucía Ortiz
Exploraciones sobre la Historia
luciaortiz@ufm.edu